Para Daniela, Erase una vez un país muy lejano donde siempre era de noche. La única luz que sus habitantes podían ver era la luz de la luna. La luna se sentía muy poderosa sabiendo que todos dependían de ella para poder vivir. Y así pasaron años y años, hasta que un...